Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Ciencia Ficción

Consecuencia

“Recuerda, no abras la boca, no menciones palabra alguna, controla el menor síntoma de emoción, no olvides que vas a ver lo que nunca nadie ha visto…”

“Recuerda, no abras la boca, no menciones palabra alguna, controla el menor síntoma de emoción, no olvides que vas a ver lo que nunca nadie ha visto, eres participe del mayor desafío de la humanidad. Cualquier cosa que ocurra puede alterar el curso de la historia. No olvides que la tecnología dio para un solo viaje de ida y vuelta, una sola oportunidad, una sola. Cualquier violación de todo lo que te he dicho es irreversible”. Todas estas palabras me las repitió el profesor Van Husshering durante el tiempo que duró el entrenamiento, en las cenas, las recepciones, y minutos antes de partir. Aunque era el mejor de mi clase, el profesor tenía sus reservas.

Cuando abrí la capsula me encontré cerca de una horda salvaje. Se encontraban arrodillados en dirección al crepúsculo, no notaron mi presencia salvo una mujer que salió a mi encuentro. Estaba desnuda, era gigantesca, indescriptiblemente hermosa, las chicas de la Playboy son una insignificancia al lado de lo que vi. No me pude contener. “Por Dios”, dije. No sé si fue la fuerza o la emoción con que pronuncié esas palabras, pero la mujer abrió los ojos como si acabara de descubrir algo que hacía mucho buscaba. Corrió hacia el resto y comenzó a exclamarla. La horda se fue animando hasta hacer un coro. Creo que allí comenzó todo. Al regresar… Bueno, usted ya sabe las consecuencias. Después de todo creo que el profesor tenía algo de razón. ¿No cree?

Contenido relacionado

Comentarios a: "Consecuencia"

(*)Requeridos

Sobre el autor