Libros

Sobre el amor

Sobre el amor - Carl Gustav Jung

«Mi experiencia como médico, al igual que mi propia vida», escribe C. G. Jung, «me han puesto incesantemente ante la pregunta sobre el amor, y nunca fui capaz de dar una respuesta válida». La presente antología de textos extraídos de la rica obra junguiana recoge algunas de las reflexiones más significativas del psicólogo y psiquiatra en torno a «las imprevisibles paradojas del amor» y al conocimiento de que «únicamente en lo opuesto se enciende la vida». El recorrido a través del Eros («gran vinculador y desligador»), de la relación entre los sexos, el matrimonio, la comunidad y la relación terapéutica, pone de manifiesto la importancia que para la psicoterapia junguiana tiene no sólo la relación de transferencia entre médico y paciente, sino la relación humana. Ocupado en transmitir a sus pacientes «la ficción que cura», Jung hace sobre todo una invitación a «vivir psicológicamente», dedicado como estuvo a fomentar con su trabajo el desarrollo del individuo.

Libro Impreso

Prólogo

«El problema del amor se me aparece como una montaña monstruosamente grande que con toda mi experiencia no ha hecho más que elevarse», escribió C. G. Jung en 1922. Y casi cuatro décadas más tarde: «Mi experiencia como médico, al igual que mi propia vida, me han puesto incesantemente ante a la pregunta sobre el amor, y nunca fui capaz de dar una respuesta válida».

Si se examina su obra buscando juicios concretos sobre «esa fuerza del destino que abarca desde el cielo hasta el infierno», el resultado es sorprendentemente escaso. Quizá esto tenga que ver con el hecho de que para él era prioritario el individuo y su relación con el mundo interior. De todos modos, este pequeño volumen con citas y textos breves va más allá del tema del amor y comprende las relaciones en el sentido más amplio de la palabra. Esto parece justificado, ya que Jung describía a Eros, ese símbolo central del amor, como «aquel que une y separa», como «relación anímica», al cual contraponía el Logos, «el interés por las cosas».

Cada uno de los capítulos es como una trama, las transiciones son fluidas. Especialmente los dos conceptos de amor y Eros hacen que se eche de menos la claridad, ya que Jung, en determinados contextos, los utilizaba cómo sinónimos. En el capítulo «Sobre el amor» aparece en primer plano la relación anímica en el sentido más amplio, mientras que en los textos sobre el Eros se une la relación anímica con la sensual.

Muchas personas recurrían a Jung porque el matrimonio tradicional ya no les daba resultado. A este tema tan actual se le dedica un capítulo aparte. En el apartado acerca del ser humano como ser social, Jung parte del hecho de que sólo nos desarrollamos con plenitud cuando cultivamos ambas cosas, tanto nuestra individualidad como nuestra capacidad de relacionarnos. Los textos finales dejan claro cuán importante era el papel que desempeñaba en la psicoterapia junguiana no solamente la relación de transferencia sino también la relación humana.

Al leer, puede pensarse lo siguiente: C. G. Jung no era un pensador aislado. Vivió, trabajó y observó en el aquí y ahora. Debido a esto, en algunas de las citas nos topamos con el espíritu de su tiempo. Y otra cosa: existe una distancia de más de cuatro décadas entre los primeros textos y los más tardíos. C. G. Jung nunca se detuvo y siempre siguió desarrollando sus pensamientos y conceptos. Esto aclara algunas inconsecuencias aparentes.

Sus juicios sobre el amor o la relación anímica siguen siendo de gran actualidad y tienen mucho que decirle al hombre de hoy, a menudo tan desorientado en lo que atañe a las relaciones.

MARÍANNE SCHIESS

Carl Gustav Jung. Hijo de familia humilde, recibió clases de sus padres, en espacial latín, si bien aprendió a leer en varios idiomas modernos y lenguas antiguas (incluso sánscrito), cosa que le entusiasmaba. Terminado el bachiller, obtuvo una beca y estudió medicina en la Universidad de Basilea. Una vez licenciado, trabajó en el Hospital Mental de Burghoeltzli. Casado en 1903 con una mujer rica, dio clases en la Universidad de Zurich y abrió una consulta privada de psiquiatría. Conoció a Freud en 1907 con quien colaboró durante seis años, si bien no compartía totalmente sus teorías. Tras la Primera Guerra Mundial, viajó por África, América y la India. Jubilado en 1946, dejando todas sus actividades en 1955.

Su obra está mayoritariamente dedicada a la psicología y psicopatología , su carrera profesional, pero también, y por su formación, se dedicó a campos tan diversos como religión, filosofía, sociología, astrología y mitología. Escribió ingentes cantidades de libros y ensayos. Se le considera fundador de la escuela de psicología analítica.