Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Poesía

Mujer Isla

Isliada propone en esta oportunidad algunos de los textos que integran el poemario Voces y otras extravagancias

VOLVER

Volver,
cuando aún no hemos sido
ni la muerte se convoca,
lo pasado es fruta olvidada
chamuscando la lengua.

El horizonte se divisa desde abajo
de los pies nacen ramas,
de las ramas nacen mil pies;
perdidas sensaciones
perdidos pies
otras cuentas, también.

Todo puede estar perdido
aun cuando asignada está
mi rama sin altura,
mi altura sin rama,
mi bajeza.

Difícil es volver,
si no sabemos
exactamente
como.

MUJER ISLA

fuego presuroso del agua
caer de puntas
al epicentro o al borde

islas me trotan
costa erosionada
metales

mujer isla

fuego presuroso del agua
caer con puntas
al borde
un epicentro

islas me trotan
costa erosionada
metales

ALUCINO LUEGO EXISTO

Mi cuerpo recorre horizontes ennegrecidos de amapolas
nenúfares pálidos no llaman este grito de bastiones
paredes corren deliciosas
la estrecha grieta de tu voz.
ardientes corceles se dieron a la fuga
un piano escupe la canción de tumba
maltrechas pasarelas de hielo
hay fiesta ladrones de lamentos
sofistas del verano
resisten la estocada del planeta
el zarpazo del hediondo inmaculado
ya no habla teme las presiones
me quiere partir en dos
sobran las palabras anunciadas
matar lo consistente
dejemos hueco grieta agonía
parto yo al borde de mi fe
mi mente brota
no se acobarda.

LEYENDA

La hoja
La flor
El barro
Estrujan adentro
Avivan el tropel de sucesos
Vertidos a destiempo

Si fueras Adán
Partirías tu costilla
Un pedazo de tu hueso
Para esculpir mis antojos
Hay que clavar la estaca
Al final del horizonte

Si yo fuera Eva
La manzana fragmentada
Acogería el podrido reducto
Una amargura para tu almendra bendecida
Un homenaje a ti
Coleccionista de ramas adorables

Si fueras Adán
Y yo Eva
Del ahogo
Naceríamos

MUCHACHO LOCO

Muchacho loco: cuando me miras
con disimulo, de arriba a abajo,
siento que arrancas tiras y tiras
de mi refajo.
Carilda Oliver Labra.

Muchacho loco
hoy es un día cualquiera
salgo al mercado a cazar tomates
no me conoces
no te conozco
me regalas una rosa
¡tome señora!

Muchacho loco
no sabes mi descordura
no domino tu arrebato
no intentas rasgar los pliegues de mi refajo
Tú, enferma inocencia
me conmueves
¿qué llevas a tu boca cada jornada?
¿dónde duermes?
veo la poesía perdida en tus ojos
exclamo: ¡gracias!
cuelgo la flor en mi cabello

Muchacho loco
¿Por qué te marchas?

CANTATA PARA UN TUAREG

Nacer en el desierto del Sahara
Sin papeles
Sin reloj
Ser tuareg
Hombre azul
Abandonado señor de la arena
Pastor de estrellas
Soberano del silencio
Único oyente de su propio latido

No ambicionas ser
Ya eres
Caminante cálido
Dueño infinito del tiempo
Coleccionista de amaneceres
Hacedor de índigos sueños

Observas la exquisita modernidad
De mis pupilas
Te duele mi soledad acompañada
Esclava del reloj
Fugitiva del tiempo
Cronista de atascos y jaurías
Dulce histérica
Con alma de camella
Miembro y parte
Del rebaño político

Préstame tu tela azul
Con ella taparé mi mundo
Enfrentaré tormentas
Burocráticas tormentas
Del desierto subjetivo
Hazme nómada
Extíngueme en tu mirada.

NACIMIENTO (SEGÚN LA BIBLIA)

Nacer cada mañana
Dando la voz
Quiero que la corten

De mi mente surge una raíz
Goce de saber
Como la extienden
O la rompen
O la cruzan

PENSAR LA RAÍZ

Llegas de muy lejos
Cargando las maravillas del asombro
La ola de tu risa estalla
Cerca de mi orgullo complacido
La parte del verso
La medida infinita
Reposan a mil leguas de la identidad.
Brotas escurrido
Lejanía que golpea y desgarra
En los brazos del pariente inconexo
Misión inexistente
Vida moribunda
Renacer sin compasión.
Tu verdad no se descubre sin mancharse
Difícil esperar la fe clonada
El amor cruza
Páginas
Y Páginas
Salvoconducto sin rumbo
Para viaje al retorno
Muchos no querían marcharse
Tú encabezando la lista
Los no perseguidos se declaran inocentes
De ningún delito
Nadie te culpa porque nadie te entiende.

Eras un número
Una calle
Otredad sin rostro desbocado
Hoy eres tú sin serlo
Todo de casi nada
Te acompaño sin verte
Regodeo mi soledad socializada
Partes presente
No viajo
Permanezco ausente de los equinoccios
Rumoran que estoy hincada en el viento
Tocado por el onceno dedo de mi tercera mano.
Llegas de muy lejos
No estoy en ningún lado del triángulo cuadrado
Te fuiste
Quedando para cargar
Todas las maravillas del asombro.

MARI (UH) ANA

Desviste
Párpado abigarrado
Salta clítoris hipertrófico
Hoja abierta en cruzada
No paren
Desfilen sobre espalda fusiforme
Marquen nombres la cadena
No se aferren
Paranoico destino
Escupan
Babeen al unísono
Ella
Ustedes
Reinado de las tribus urbanas

1967

quisiera apuñalear mi viaje
infante de un año memorable.
buen pretexto
para congelarme viva.
nací con el dígito apurado
salté del útero
al vacío
me amamantaron las balas
en Gaza y Cisjordania
Detroit brotó
en mis primeros balbuceos
acurrucada
por los negros brazos del olvido.
apenas escuché los latidos
del corazón trasplantado
Lennon y McCartney
susurraban a mi oído
aquel barco de papel
navegó
por las costas de Inglaterra
adornadas por el crudo derramado
y no lo pude impedir.
Azorín murió en Madrid
gateando
llegué a su féretro
para besar
las cintas y las flores
Violeta, también lloré tu muerte

quisiera apuñalear mi viaje
como infante de un año memorable.
bastarían cuatro números
y tu imagen
amante de las venas y los cauces
Ernesto
cualquier letra
cabalgo
y el tiempo
los fantasmas
no te abarcan.

ESTADO DE SITIO

verde
verde con rojo
rojo con negro
negro, verde y rojo
siempre el rojo
siempre el verde
siempre el negro acompañando al rojo

verde pepino
verde rojo melón
negro rojo mamey
no me quieran acusar
poli
cromática
mente
arbitraria

Contenido relacionado

Comentarios a: "Mujer Isla"

(*)Requeridos

Sobre el autor

  • Rosa María Medina Borges

    . La Habana, 1967. Poeta y narradora. Licenciada en Ciencias Sociales y Máster en Relaciones Internacionales. Ganadora del Gran Premio en el Concurso Juegos Florales 2009, auspiciado por la Dirección Provincial de Cultura de La Habana y la Casa de la Poesía de la Oficina del Historiador. Fue finalista en el Concurso Internacional Amor Varadero 2009. Ha publicado el poema “Los locos (que no somos cuerdos)” en la revista cultural El Caimán Barbudo. Es autora de los poemarios inéditos: Delirio de amores y Delirio de voces, así como de la novela, también inédita, No es fácil lo que se plantea. Textos suyos han aparecido en Casa Barbieri (blog del escritor peruano Johnny Barbieri) y en el proyecto Haciendo Almas, del pintor cubano Ludovico.