Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Artículos

Padura y sus Herejes remueven La Habana

El sábado, en la sala Rubén Martínez Villena de la Uneac, se presentó el libro Herejes, del Premio Nacional de Literatura Leonardo Padura. La presentación estuvo a cargo de los escritores Marilyn Bobes y Rafael Grillo, quienes, luego de las palabras de Olga Marta Pérez, directora de la editorial Unión, ofrecieron a los presentes sus puntos de vista sobre la novela.

Según la escritora Marilyn Bobes, “la última novela de Padura es la más ambiciosa de las que ha escrito, pues en ella se conjugan lo policíaco, lo histórico y lo social, abordados con un estilo de altos kilates en cuanto a lo que el lenguaje se refiere”.

La escritora, además, definió a Herejes como “la historia intemporal del ser humano en la búsqueda de su libre albedrío y una saga de una genealogía que debe haber significado un intenso proceso de investigación, tanto de la cultura hebrea como de la biografía de un gran pintor holandés: Rembrandt”.

“Tal parece —concluyó— que para el novelista el desafío de la página en blanco siempre es un motor que lo impulsa a más altas y difíciles empresas; las ambiciones cumplidas en esta última novela parecen confirmarlo”.

Por su parte, Rafael Grillo confesó, sonriente, que no le preocupaba hacer la presentación de una novela de Padura, ya que, de cualquier manera, sus palabras no tendrían ninguna importancia, pues todos igual comprarían la novela, independientemente de lo que él pudiera decir.

Mostrando en la pantalla de la sala Villena una reproducción de un cuadro de Rembrandt que pertenecía a un estudio de la imagen de Cristo, Rafael Grillo se refirió a Padura como un fenómeno casi religioso, el único escritor en Cuba que parece haber creado una secta de seguidores fieles. Luego explicó que el libro de Padura no era otra cosa que una novela de tesis, y agregó: “Padura, como todos los grandes novelistas, es un novelista de tesis, y, como todos los buenos novelistas, no hace que la tesis te caiga en la cabeza, sino que la trasmite a través de los personajes y la historia que cuenta”.

Finalmente, Rafael Grillo señaló que la novela de Padura también puede leerse como la continuación de una saga que es una suerte de bildungroman, “donde Mario Conde va cambiando, evolucionando, y aprendiendo lo que, en definitiva, aprendemos todos: que la vida no es nada más que un largo, difícil, complejo y, usando las palabras del propio personaje, escuálido y conmovedor aprendizaje de la vida misma”.

Padura, tras la presentación, agradeció la ayuda de amigos y admiradores, y comentó sobre el proceso de escritura de la novela. Minutos después comenzó la venta de Herejes, y el público inició una larga cola para comprar el libro del autor más leído de Cuba en estos últimos años.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Padura y sus Herejes remueven La Habana"

2 Comentarios

  1. […] sería reforzada con los libros siguientes: La neblina del ayer, El hombre que amaba a los perros y Herejes (esta, al igual que La neblina…, con la vuelta al protagonismo de Mario […]

  2. Ariel dice:

    Es el único escritor que existe en ese país, porque los demás solo son malos periodistas, que hacen narrativa periodista, pésima, solo les queda, homenajear al único que vale la pena en Cuba, Padura, quítense el sombre, muchachitos, promotores, falsos escritores, Padura es el hombre, no hay nadie más.

(*)Requeridos

Sobre el autor

  • Javier Rabeiro Fragela

    . Matanzas, 1978. Narrador. Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Premio Farraluque de Literatura Erótica 2006. Premio Alfredo Torroella 2006. Finalista en el Concurso Internacional de Minicuentos El Dinosaurio 2006. Tercer Premio de Ciencia Ficción de la revista Juventud Técnica 2007. Premio Ernest Hemingway 2007. Mención en el Concurso Internacional de Cuento Casa de Teatro 2009. Premio Luis Rogelio Nogueras de Novela 2011.