Poetas

Germán List Arzubide

Otros poetas

Poemas

EL VIAJERO EN EL VÉRTICE

tus adioses

solo rigen

en el eclipse de los panoramas
nos hundiremos en las riberas
de la perspectiva

y nadie
hojeará mañana
nuestro nombre

está en la vía
nuestro único destino
Y DETRÁS
se ahoga en la violencia
el suelto itinerario
del amor

la ciudad

falsificada

por el amanecer de su pañuelo
se derramó en la noche mecánica

del túnel

desdoblé el diario de mi indiferencia
y leí la catástrofe
de
su nombre

 

Artículo lo.

hay que tocar el piano
en la balsa de los andenes.

Mientras las locomotoras bufan su impaciencia
las arañas tejen
sus telas con hilos de música
para apresar la mariposa eléctrica.

La mecedora
sube por los peldaños de las notas
y un pájaro se deshila
en una overtura fascista
me perdí en la noche lamida de sus medias.
¡Cómo pesa este techo!
Allá fuera una rosa está pidiendo auxilio
y pensar que los postes se mueren de fastidio.

Einstein no ha descubierto
quién inventó las moscas.

Era tan jugosa
de imposibles su boca.

Al fin sus manos se hicieron pedazos.
Pero a pesar de todo
un grillo da su conferencia
interceptando
el mensaje
crispado
de las estrellas.

 

Así, surgen las

Ciudades que inaugura mi paso
mientras los ojos de ella
secuestran el paisaje /…/
los hilos del telégrafo
van colando la noche

y en las últimas cartas regresó la distancia
y con la boca abierta
el crepúsculo espera
que se resbale la primera estrella /…/

El balcón
de su adiós
se entrega entero en una conversión
en las esquinas
las muchachas inéditas
han encendido los voltaicos
y el paisaje metido en los eléctricos
va diciendo los nombres retrasados

Un vals en el exilio
remendado de notas de colegio
Y
cruzado de brazos
el HOTEL
lacrado con el grito de todos los países
y un pobre tiempo viejo
Esta ciudad es mía
y mañana
la arrojaré a puñados
al camino de hierro

Comentarios a: "Germán List Arzubide"

He leído y acepto las políticas de privacidad

(*)Requeridos