Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Archivos etiquetados con Narrativa Cubana

Los cachorros

Por:

Pude construir una lista, armar una estrategia, algo así como un plan de escape, una puerta de salida, una ventana de emergencia; pero no lo hice. La condena hubiera pasado de culpable en culpable, repartiéndose a partes iguales y ...

La choza embrujada

Por:

Efigenio salió bien temprano aquella mañana, con sus botas de sembrar arroz llenas de fango y la camisa remendada en la espalda. Apretó bien fuerte la soga que servía de cinto, entre las dos únicas trabillas que conservaba el ...

Pedro, regresa

Por:

No sabes, Pedro, cuánto lamento que te hayas ido, y lo peor, que me pusieras en la disyuntiva terrible de elegir entre Pedrito y tú. Sé que al final recapacitarás y volverás a este, nuestro hogar, donde hemos pasado ...

Escaleras al suelo

Por:

No sé de dónde soy, le respondo, ni cómo he llegado aquí… Ella me sonríe y regresa al hardcore, a la apoteosis de cuerpos enloquecidos, a los cabellos en remolinos. El tiempo empuja las nubes de la ventana y las canciones ...

Te enseñaré a matar

Por:

Aquí en la Isla todos recuerdan la llegada de Stevens Franz la misma noche tormentosa que la radio de tierra firme alertó a los del faro sobre una embarcación que había perdido el rumbo y quizás, de no haber ...

Como una hoja de trébol

Por:

Tras dos años del asesinato de su hijo, él y su esposa estaban al borde de la desesperación. Contrataron al tercer detective privado con una obstinación romántica ante los fallos de los otros dos…

Naturaleza muerta con Lezama

Por:

El gordo se sienta con un tabaco en la puerta de su casa y la gente lo saluda con un "quéhaydonlezama", él mira y devuelve el gesto. Es tan infeliz como yo, tiene cara de no conocer el sexo…

El juego de las estrellas

Por:

No tengo conciencia clara de mi espacio. Me desnudo lentamente. Soy como una estatua, una cosa blanca y resistente, y un poco fría. Sobre mí resplandecen muchos instrumentos...

Una llamada telefónica

Por:

El cóctel está aceptable. Se le nota el alcohol. Quizás por eso aquel trigueñito barbudo con aspecto de quien hace un par de días no visita la ducha, tiene los ojos colorados y la mirada despistada. Debe estar aquí ...

Pastel flameante

Por:

  Para Sacha, obviamente. —¿Tú estabas aquí cuando llegaron? —Silvia aún tenía la oreja pegada a la puerta. Humberto movió la cabeza de izquierda a derecha. Ella le hizo señas para que siguiera escuchando. ¿Qué más habría que oír? ...