Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Poesía

Una banda de jazz, un organillero…

Los textos aquí presentados fueron escogidos por su autor para Isliada y forman parte del poemario Km 0, Internet.

*
Una banda de jazz, un organillero,
el árabe de la plaza arenosa.
Las gaitas y las tablas agitan el panorama,
el rostro de un mono dentro de una cuenca de aguas termales
el silencio de las nieves del Kilimanjaro
y dios en las plegarias, multitudes
unidas ante un tiempo interminable.
A donde van todos en este milisegundo
En el que todo se convierte
en esa luz displicente que transmite su aura
dentro de la fibra óptica.

*
Por donde baja la luz
la brisa arrastra de la chatarra
la muerte,
se convierte en una sombra multicolor
que se esparce
como el sabor del óxido entre los dientes.

*
En la radio la imaginación
planea su fuga por encima de las antenas
/la sombra desde su bocina
tiembla un /espiritual algodonero/

*
Tranquilidad y paciencia
dicen los otros en la esquina,
decidí mirar los botes en la bahía.
La suerte de las provincias
es su extensión, de manera causal
me quedé con las luces
en la oscuridad inmediata del océano.

*
Las aves de Kuk inundan la estación
con una saya de colores intermitentes
la chica de la ventanilla mira el andén,
los raíles dibujan un laberinto interminable.
Espera ver el océano,
reconocerse allí entre tanta agua.

*
Zumban las terminales y su música
entra por los cables, ciudad y luz,
gente y fibra conviven
entre el frio y el verano.
todo mezclado claro oscuros
entre el viento y el mar,
la vida pasa como una bibijagua-eterna
dentro y fuera de los canales de navegación,
miles y miles de millas en un instante.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Una banda de jazz, un organillero…"

1 Comentario

  1. Laura Madera dice:

    Todo lo que haces es bueno,el mundo debería conocer tu obra,lástima que el mundo solo es para algunos y no para todos..felicidades, dios te bendiga

(*)Requeridos

Sobre el autor