Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Poesía

Edén y otros poemas

La memoria de los ojos habla el verde del tahine fresco/ y la muerte – incapaz de la palabra -/ dice lo que no creyó en el amuleto de la sangre

EDEN

En tus costillas arden presagios y enigmas

cardamomo en el labio, fábulas entrenadas
para distraer las dos caras del día
la mano izquierda y la derecha – el cansancio
del alba que resucita la nuestra sangre
en la mitad serpiente y en la mitad manzana

 

QUEMA

hora de inyectar metal a la aorta
perforando la resina primera
cofres del pulmón
de hígado corazón, inyectar
además

un litro de agua fría
aún cuando batan los enjambres
y disloque el sacro su lado brillante

repaso con dedos mi barro
los huecos son rojos
el calor animal

del metal mio brota humo

sangrecita colorá
cadera boca mentón

arde que arde el seso
también el labio
quema el verso en el cuerpo.

 

MIYAKE

Tu voz va a decirme que soy la hembra de un cuervo alucinado
que de contarse plumas y estrellas se ha quedado ciego

un gesto del labio hace lo espeso del perfume
y es el subjuntivo el que deshila el ritual

pone amorosa rienda al vaivén de la sangre.

Sopla tu armonio desde el cuello al monte de la romana.
a las rodillas que dan grupa a esta guerra de cartas iguales.

tu voz besa los cardos y las pupilas de olivo fresco
las velas rojas que el alma en la boca tres veces gime

anida tu lengua
de voraz buscaperlas.

(la noche hace el imposible
full de reina con escalera de ases).

 

GAZA, SEFARD

Quitar la vida ha sido siempre un acto obsceno.
como parir en una mesa de hospital lleno de gusanos
vestidos de blanco.

Escapar aullando en el silencio del polvo
– con sésamo y menta en la lengua – gritar
las graves puntillas del comino
las flores de cardamomo que quedaron
en nuestra cocina esperando

el Zaatar de nuestra madre.

Abrir la herida del grillo que anida en el caldo de los viejos
ser el veneno del té a la hora de la Luna

en mi almena sefardí, hacen cuarenta lluvias
cae sangre.

La memoria de los ojos habla el verde del tahine fresco
y la muerte – incapaz de la palabra –
dice lo que no creyó en el amuleto de la sangre

el incendio reduce el rezo a cenizas.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Edén y otros poemas"

(*)Requeridos

Sobre el autor

  • Sylvia Cirilho

    . Buenos Aires, Argentina. Graduada de Ingeniería en Riesgos, ha participado en el foro Perras Negras, en el debate Letras Infames en la Universidad de La Plata (2000) y en el ciclo Oralizar en Radio Fm Rio de San Isidro (2002). Ha sido coordinadora del taller Escritura sin Tipo Mudo en la Municipalidad de San Martín (2008). Ganadora del Primer Premio Mención escritura extranjera en Literatura Infierno en Palabras Malditas de México. Ha publicado Pulpa a la hora de los dátiles (2014).