Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Poesía

Imposturas

Isliada propone a sus lectores una selección de poemas del libro inédito Los hombres nunca fueron fieles

PRONÓSTICO

Ahora queda un dolor seco, sin lágrimas.
Después     saltarán     imágenes que luchan
entre la vida y la muerte
y que lograré     por fin        asesinar.
Alguna vez
vendrás     en noches febriles
visitarás mi lecho a solas
mediante tu boca hirviendo
mas yo te apartaré     tajante y sin
matices
también habrá un   remake    de ternuras mezcladas
al aguijón de tu
distancia
algún que otro pellizco
de la ausencia
y un parangón inevitable con lo nuevo
donde seguramente vas a perder
(aún más de lo perdido).
Pero de pronto
así
como si nada
sin saber     cuando ni de qué modo
la amargura cederá a la calma
se instalará de nuevo la paz
en el ánimo
la tristeza hará una sutil reverencia
y nuevos placeres adornarán las tardes.
Será entonces
el exacto momento del olvido.

7/12/02

NAVIDAD TRISTE

El pesebre se ilumina
comienzan los coros y las guirnaldas
la gente se felicita y desea salud
en el árbol y en los corazones brilla
el júbilo de
estos días

Todos ríen
menos yo
agradecido por mi madre burlando la muerte
seguro del amor que nació en el pesebre
Pero tú me faltas hace tantos días*
que mis villancicos suenan a endechas
la estrella del árbol se torna mortecina
y la otra, de Belén, aparece sin luz en mis
ojos nublados
Una grieta en el alma recuerda más
los sequedales de Jerusalém   enlutado por
las madres llorando
los inocentes que Herodes ultimó.
Tú te has ido arruinando        nochebuena
volviendo hiel abrazos y saludos
los Reyes magos sólo me traerán
el fantasma de tus besos
y el Año Nuevo seguirá siendo anciano
en vez del Noel mi pecho entona
un Crucifica!
In Excelsis Deo parece Viernes Santo
La cuna en que ahora Él nace para tantos
Es la cruz donde     tu amor y yo
tragamos el vinagre
Si un leve cascabel resuena allá a lo lejos
es el anhelo por     la resurrección.
*Silvio Rodríguez

FOLKLÓRICO

Su mulata arquitectura danzando sobre mí
Su espalda remera vistiendo mi desnudo
Sus brazos acerados sosteniéndome el mundo
Su boca frutal humedeciéndome
Su infinita energía     agotando
agostando
Su dureza y suavidad formando un bello oxímoron
Su ternura ablandando cada grieta
Su sexo desbordado buscando mis rincones
Su piel adolescente volviendo así la mía.

Mi escenario hecho nuevo por tan sublime danza.

23/12/02

EXCESO DE EQUIPAJE

Tengo demasiado amor dentro
tanto
que puedo perdonar tus pecados
que puedo repartir mis magras joyas
que puedo dar a quienes no me dan
que puedo.
Tengo el pecho inflamado de dicha
tanta
que me olvido ya del puñal que clavaste
que me olvido del llanto inundando mi espacio
que me olvido del tiempo perdido y no vuelto
que me olvido.
Tengo la esperanza renovada y lista
tanta
que deseo ya otra pena acechando
que deseo algún cuerpo danzando sobre el mío
que deseo comienzos y atajos del camino
que deseo.

30/12/02

IMPOSTURAS

Cuando Aquiles lloraba la muerte de Patroclo
había también un poco de Briseida
en sus lágrimas
Y cuando David en su endecha confesaba
el amor de Jonatán más dulce que el
de las mujeres
no olvidó las veces que dejó al amado
por una de ellas.
Narciso se adoraba ante las aguas
pero traicionaba su amor cuando la imagen de un pastorcillo
cariñoso
se interponía entre su rostro y el espejo.
Cuando Amenofis IV declaraba a Nefertiti
amor eterno
su paladar recordaba los besos de la amante.
Cuando Adriano poseía a Antinoo
algo de Plotina penetraba en el joven.
Y cuando Shakespeare escribía en su soneto LXII:
No, tu amor, aunque mucho, no es tan poderoso
Es mi amor el que tiene mis ojos en vela
sabía que el otro compartía sus caricias
con las de una cortesana.
Los hombres nunca fueron fieles
también el cisne de Avon escribió algo así.
Siempre mintieron, fueron dobles o triples
Como yo
que beso ahora sus labios
quizá digo “te quiero”
y siento en mí         otros labios
o recuerdo el “te quiero” que él me dijo
pensando acaso en ella.

1º/1/03

QUE AUSENCIA NO QUIERA DECIR OLVIDO

Llevo tu ausencia conmigo
(que nunca quiera decir “jamás”
sino        “algún día”)
la siento a mi lado en cines y teatros
de vez en vez, desvío la mirada de la escena
para echarle un vistazo
contemplo     cómo sonríe
cómo hiere
pero así la prefiero antes que sea
olvido
(que nunca quiera decir “tinieblas”
sino        “penumbras”)

tu ausencia:     mi sombra
perro casero que se escapa y
me sigue
las aves suelen volver al nido
tu ausencia:         ojalé         el ave fénix.

5/2/03

AMISTAD DE FUNESTA

Quando vocé me quisser rever…
Chico Buarque, Olhos nos olhos

¿Amigos, dices?
No:
No puede darse palmadas en la espalda
que se quiere besar
ni aceptar la mejilla
si se anhela        la boca
ni mencionar frío    el nombre
en vez de aquellos tantos
apelativos tiernos.
Amigos, no
claro
que tampoco enemigos
estoy para lo que necesites
pero no
me extiendas fría la mano
que aún deseo
recorriendo el pecho
no me obsequies palabras
como las que brotan de cualquier
garganta
si recuerdo las tuyas
poniendo de fiesta mis oídos.
Tú sabes
que yo soy
el amigo más fiel
pero
contigo
sólo desde
la tibieza inigualable del lecho
que cosechamos juntos
No puedo traicionarme
Perdón
si a partir de ahora
no respondo al teléfono
ni te abro la puerta
ni converso contigo
al vernos en la calle.
Amigos, no
si no está ya tu piel        de compañera
si tu lengua se niega a hacer versos
en la mía
si vives desde entonces
en la distancia infiel
ese traidor “no puedo”:
enemigos mayores.

6/1/03

SE BUSCA

No por gusto el viejo Dante
nos concibió eternamente
caminando
esa especie especial que somos
no se detiene
¿qué buscamos?:
el otro
que nos habita y sin embargo
se esconde en algún sitio
unos lo encuentran
otros                 pasan la vida entera en esa búsqueda
y los hay que hasta mueren
sin hallarle
por eso        tanto error
tanta gente que no es y lo aparenta
falsas mitades que se acomodan y después
se deshacen
dejándote sin más
ese hueco más hondo
además de     sangrante
Yo lo voy encontrar
voy a ir     imitando al salmista
hasta el océano
a la montaña donde también
Mahoma aguarda
a las esquinas que aún me faltan
al valle, sin lágrimas
(porque imagino que ya las derramé todas)
a la izquierda y la diestra del padre
al planeta prohibido
pero iré                    caminando
como quien no busca
disfrutando la estela que deje cada paso
la historia que vaya rescribiendo
el resplandor que destilen los días
y hasta las piedras que me ponga
el camino
yo voy
sin esperar        hallazgos
y al final
me toparé con Dante
en medio del camino de la vida
concibiendo de nuevo
La Comedia.

9/1/03

BUSCAVIDA

No te confíes
agradece si acaso
este inusual momento débil
para escapar de mí.
Ya lo sabes:
me gano el pan
vendiendo el sexo
Me da igual cualquier cosa
No sé si luces bien o mal pues yo no miro eso
Mujer, hombre, travesti
Pasivo o no
Viejo, gordo o delgado
(siempre, claro, que pagues)
eso, claro, resérvatelo:
ante los colegas soy siempre el gallo padre
tampoco reveles honorarios
contigo voy a ser considerado
porque me caes bien y ando sin un centavo
mas para todos soy de tarifas altas
(competidores, clientes potenciales)
ahora, eso sí
voy a llevarte al cielo.
Soy traicionero y sucio
ladrón ocasional (si no hay segundas partes)
te olvido desde el mismo momento en que me acuesto
no creo en los amigos
y tan sólo me excita el azul (mejor verde) esplendor
del dinero
pero vas a pensar
en esa hora
que soy el amante más fiel y cariñoso
te voy a hacer feliz desplegando mi(s)l encantos
si es necesario, incluso, te digo que te amo
y después, en la calle, cuando te vuelva a ver
difícilmente me acuerde
de tu nombre.

BAILE DE MÁSCARAS

—¿Quién eres?

—Un pastor protestante que viene a darte la Palabra. Te ofrezco a Cristo crucificado, que salves tu alma una vez te arrepientas de todos tus pecados…

(Realmente soy un frustrado estudiante de Ciencias Sociales, a quien depuraron de la Universidad. Mi sueño fue siempre conocer el mundo, viajar. A través de esta profesión lo estoy logrando).

—¿Quién eres?

—Alberto, el militar, que peleó en la Procesión.

(En verdad, odio esta carrera que abracé sólo por lo débil que soy, por mi complejo de inferioridad, tantas fobias que me hacían la vida imposible, algo que no ha cambiado, pero que disimulo un poco acariciando las armas, las marchas, el poder…)

—¿Quién eres?

—La esposa modelo, la madre ejemplar, la Presidenta de la Liga contra la Indecencia.

(Mentira: soy Babilonia, la Gran Ramera, la que ha engañado mentalmente al esposo decenas de veces. Estoy a punto de llevarlo a la práctica esta misma noche, aquí; deseo a casi todos los maridos de mis amigas, y tengo dentro no sé cuántos vicios y fantasías que anhelo materializar…)

—¿Quién eres?

—La Censura, La Represión, La Justicia.

(Mas en el fondo, el temor a que brote mi yo: soy un homosexual reprimido, un delator profesional, un cobarde. Envidio a los auténticos, los que no mienten ni callan. Hubiera deseado venir travestido con una inmensa peluca rubia y tacones cercanos, pero me faltó, como siempre, el coraje, por eso elegí mi disfraz habitual).

—Y tú, ¿quién eres que te has quedado fuera?

—Soy yo mismo, como vez, no llevo siquiera un antifaz, por lo cual no tengo derecho al baile.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Imposturas"

(*)Requeridos

Sobre el autor

  • Frank Padrón

    . Pinar del Río, 1958. Filólogo, escritor, ensayista, crítico de artes y comunicador audiovisual. Colabora sistemáticamente con la prensa periódica y especializada del país, entre cuyas revistas sobresalen El Caimán Barbudo, La Gaceta de Cuba, Revolución y Cultura, Cine Cubano, Nuevo Cine Latinoamericano y Temas. Ha obtenido premios y menciones, entre ellos: 13 de Marzo (en 1986 y 1987); Caracol de la UNEAC (en 1996 y 2002); el Premio de Periodismo Cultural en 1998; el Farraluque de Literatura Erótica (Premio en Poesía 1997, Mención en Cuento 2003) y el Razón de Ser 2004 de la Fundación Alejo Carpentier a proyectos culturales, por su work in progress: Hacia una teoría del cine “nuestramericano”, proyecto por el que mereció el pasado año una de las Becas de Pensamiento Bolívar-Martí auspiciadas por los Ministerios de Cultura de Venezuela y Cuba. Entre sus libros: Más allá de la linterna (ensayos, 2000); Eros-iones (cuento, 2001); Pura semejanza (poesía, 2004); La profesión maldita (ensayos, 2005); Las celadas de Narciso (2006, cuento), Conversación en la luz (poesía, 2006), Sinfonía inconclusa para cine cubano (ensayo, 2008) y Los latidos del espejo (poesía, 2009).