Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Reseña

Desde la Boca del Lobo brota un aullido cyberpunk

La primera novela de Dennis Mourdouch atrapa al lector con un entretejido de delitos informáticos, inmersiones en el ciberespacio, traiciones, violencia y pasión…

Llegó a Espacio Abierto un domingo a fines del 2009. Un joven alto, de piel negra. Hablaba poco y cuando se le pedía opinión contestaba con timidez, con frases cortas y abruptas. Debo confesar que pensé que Dennis Mourdouch sería uno de esos personajes de tránsito fugaz por el taller, pues no coincidía con el estereotipo que nos formamos de un escritor.

Pero los estereotipos suelen ser falaces.

Dennis asistió puntual cada quince días, escuchó las críticas a otros textos y comenzó a leer sus cuentos. Rafe fue el primero en enero del ya lejano 2010 —no es que tenga muy buena memoria sino que conservo el archivo con todos los cuentos que se han leído en el taller—. El relato estaba lejos de ser perfecto, pero había algo en él, en la dinámica de la narración, en la fuerza de los personajes que delataba un escritor en ciernes. Un «diamante en bruto» como lo calificó una amiga del taller. El cuento fue criticado con rigor y el escritor alentado, como solemos hacer. Y Dennis continuó trabajando duro, superándose y asimilando las críticas.

A Rafe le siguieron muchos otros intentos, algunos más logrados, otros menos, pero el escritor que llevaba dentro iba brotando de esos escritos ante nuestros ojos, como el genio de su lámpara. Y solo un año más tarde Dennis obtuvo su primera mención en el concurso Oscar Hurtado con Los Cerros contra los Focos (Korad N5, Julio-Septiembre 2011).

Pero esto era solo el comienzo.

En 2012 su cuento de fantasía épica Intérprete de Espadas (Korad No 9, Abril-Junio 2012) mereció el premio Hurtado en Fantasía y completó el doblete nada menos que con un artículo teórico con el trabajo Las Caras (Korad No 9) sobre la obra de Michel Encinosa Fu. Una evolución verdaderamente sorprendente en todos los sentidos. En el interín Dennis se graduó del curso de Narrativa del Centro Onelio Jorge Cardoso, lo cual contribuyó a solidificar su estilo y a brindarle la posibilidad de enfrentar la narración desde múltiples aristas. Como colofón a su ascenso vertiginoso (hablamos de solo 3 años) Dennis logró el premio Calendario de Ciencia Ficción en 2013 con la obra que aquí tenemos el gusto de reseñar.

Dentro de la boca del lobo es una novela corta cyberpunk, como toda la ciencia ficción de Dennis. Subgénero nacido en los años 80 del siglo pasado con escritores como William Gibson (Neuromante) y Bruce Sterling (La caza de los hackers), el ciberpunk combina personajes marginales en una sociedad altamente tecnologizada, mundos virtuales, hackers y el sugerente concepto del ciberespacio. El movimiento ciberpunk tuvo repercusiones tardías en Latinoamérica y en nuestro país durante los 90 con autores como Vladimir Hernández Pacín (Nova de Cuarzo) y Michel Encinosa Fu (Niños de Neón, Dioses de Neón) y, al contrario de lo sucedido en los Estados Unidos donde el subgénero fue prácticamente abandonado,otros escritores cubanos como Leonardo Gala (Cuentos de Bajavel), Erick Mota (Habana Underguater) y más recientemente Alejandro Rojas (Chunga Maya y otras historias), han seguido incursionando en esta estética aunque con muy diferentes estilos y matices.

Cruz, capo de los bajos fondos cumple condena en La Cueva del Lobo, prisión de máxima seguridad. Allí se propone revivir la relación de Kima, su exnovia, con un nuevo recluso: el Jabao, a través de un dispositivo que le hace disfrutar como propias las vivencias que le son contadas. De esa forma se nos cuenta una historia dentro de otra.

En esta primera novela de Dennis podemos apreciar los elementos que caracterizan la narrativa de ese autor: dinamismo y fluidez en las acciones, naturalidad en los diálogos y unos personajes que parecen extrapolados de nuestra propia marginalidad. La acción ocurre el futuro, en una región no especificada de la Tierra. No existen elementos geográficos que la asocien con una Cuba futura, ni Dennis usaalgunos recursos a los que han acudido otros escritores para resaltar la cubanía de sus relatos.La cubanía de los mundos distópicos de Dennis radica en el trasfondo de sus personajes y de las sociedades que describe, brota de las palabras y acciones de sus protagonistas.Se desprende de barrios como «La Sabrosa» o «La Bonita» y de la marginalidad y crudeza de la vida de sus habitantes y sus trágicos destinos. Va implícita en la historia, no es necesario explicitarla con gags.

Otra de las cartas de triunfo de Dennis que podemos apreciar en Dentro de la boca… es el poder de su imaginación. Dennis no se contenta con incorporar elementos comunes a otros relatos cyberpunk, que se vienen repitiendo durante décadas y ya son parte del imaginario colectivo de la ciencia ficción,sino que es capaz de innovar desde su muy peculiar universo. Así, por ejemplo, en este textos se introducen conceptos bastante novedosos como un homúnculo ninja virtual, contratado por el protagonista para hacer trabajos sucios en el ciberespacio y las arrives, especie de IAs de apariencia humanoide femenina, que muestran amplios poderes tanto en el mundo virtual como en el real.

Es además, Dentro de la boca… una historia que atrapa al lector desde el inicio y lo mantiene interesado hasta el final en este entretejido de delitos informáticos, inmersiones en el ciberespacio, traiciones, violencia y pasión.

Dennis es aún muy joven, solo podemos esperar que sus futuras entregas continúen ganando en madurez y profundidad y contribuyan a enriquecer el cuerpo del ya bastante popular cyberpunk hecho en Cuba.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Desde la Boca del Lobo brota un aullido cyberpunk"

(*)Requeridos

Sobre el autor

  • Sin Foto

    . La Habana, 1962. Narrador . Doctor en Ciencias Biológicas. Premio en el Primer Concurso Internacional Sinergia, Realidades Alteradas, 2008. Un relato suyo fue seleccionado para Fabricantes de Sueños 2008, de la AECFT. Primer Premio del Concurso de CF de la revista Juventud Técnica, 2008. Mención Especial en el Concurso Luis Rogelio Nogueras de Ciencia Ficción, 2010. Finalista en el III Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2011. Es uno de los fundadores del Taller de Literatura Fantástica Espacio Abierto y uno de los editores de la revista digital Korad. Cuentos suyos han aparecido en antologías de Argentina y Cuba, en diferentes ezines.