Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Poetas

Orisel Gaspar Rojas

Otros poetas

Poemas

Para ti Wen

Para entrar en mi vida hay un camino
escrito entre la huella en mi pupila
cuando a veces sin verlo me pierdo en mi destino
no me da luz la noche y despierto intranquila.
Poemas y canciones amontonan mi mesa
se desbordan los mares cruzando sobre mí
mis piernas me detienen porque mi cuerpo pesa
y entonces muero, vida, nuevamente de ti.
Cuando no alcance mi razón para explicarme
cuando mi voz no te cuente mi pasión
alcánzame aquel hombro que un día me brindaste
con el podrá de nuevo correr mi corazón.
Quiero que sea tu nombre el último que escriba
en la dedicatoria de un poema de amor
tu página la historia donde mi risa anida
y nuestras ilusiones mi próxima canción.

 

No quiero vivir cerca

No quiero vivir cerca de lo que me ocurre
no quiero vivir cerca de lo que me aburre.
No quiero vivir cerca de lo que me ata
no quiero vivir cerca de lo que me mata.
No quiero vivir cerca de lo que me grita
no quiero vivir cerca de lo que me quita.

No quiero vivir cerca de lo que no escucha
no quiero vivir cerca de lo que no lucha.
No quiero vivir cerca de lo que no dialoga
no quiero vivir cerca de lo que me ahoga.

No quiero vivir cerca de lo que no trasciende
no quiero vivir cerca de lo que no me entiende.
No quiero vivir cerca de lo que me cansa,
no quiero vivir cerca de lo que no me alcanza.

 

No me dejes Neruda

Porque eres el aire rozando mi silueta
porque estás en el agua que la lluvia llueve
porque caes en mis brazos como copo de nieve
y escribes con el lápiz que mi auxilio aprieta.
Porque en los amaneceres te reencarnas rocío
y en la noche retornas conejo allí en la luna,
cual silencio me quedo en ti neblina o bruma,
nunca estás detenido, temprano ni tardío.
Y cuando subes bajas y cuando bajas subes,
remontas en la ola sujeto de su espuma,
en el blanco reluces infiltrado entre nubes,
porque eres todo eso, no me dejes Neruda.

Y los mares disfrazan de pez tus ilusiones,
eres sol que en mi cuerpo con cariño se abraza,
rondas cada rincón si me cambio de casa,
emigrando conmigo migras mis emociones.
Alimento de ti me toca y me despierta
en el canto de un ave que se cruza en mi espacio,
cuando por la rutina vaga mi mano muerta
tu presencia me envía el alba y el ocaso.
El mutismo en sonido de la palabra muda
conviertes a mi paso sobre los folios puros;
recoge los suspiros que abandono al futuro
y suéñame despacio, no me dejes Neruda.

 

Me robas

Me robas la sonrisa y me robas el sueño,
me robas las ganas de vivir y de amarte,
me robas el intento cada vez que me empeño,
y por eso quisiera ahora mismo olvidarte
como cuando se borra de la pizarra un número
como cuando se limpia la casa en las mañanas
como cuando se lava de la ropa el barro
prefiero no tenerte si me robas las ganas.

Si me dejas sin fuerzas para qué te acompaño,
vivir nunca quisiera de inercias silenciadas,
para qué dormir juntos si no tenemos sueños
compartidos que rían nuevos cada alborada.

Somos esa pareja que viste falsedades
que al parecer comparten mas no comparten nada,
zapatos de tristeza me calzo cada día
haciendo que no lloro ante la turba extraña,
extraños que transitan las paredes vacías
dos extraños vagando dentro de las miradas.

Si me robas las ganas prefiero irme sola
al cobijo de un árbol y de la luna errante
llenarme de la brisa, de una roja amapola,
y beber del rocío con mis pies de emigrante.

 

Niña soñada

En tu ojo derecho hay una lágrima,
tu suspiro se agranda en mi suspiro,
en el alma de Alma yo me miro
y mi sueño se duerme ya en la calma.

Niña soñada de cabello ondulado
ingenuidad perfecta y pícara mirada
me quedara en lo eterno yo a tu lado
jugando entre tus bailes encantada.

 

Y qué muerte cuando la risa llora

Qué bonito el estar convencido y sentir tanto amor,
qué bonito cuando abre cupido la puerta de un corazón,
y qué muerte cuando la risa llora qué triste la aurora
rompiendo en silencios que callan adentro hurgando el dolor.

Qué silencio desnuda las rosas si en el arbol se posa
el pájaro aquel que no quiere cantar ni puede bailar,
qué sin luz se ha quedado la luna escondida en la bruma
y qué poco se mueven las horas si no las devoras.

 

Sueña dibujando una huella en mi lecho

Ella me salva, me mima, me distrae,
me hace mirarme en el espejo niña.
Ella sonríe, juega, se sorprende,
su sorpresa me besa y su ojo me guiña.
En ella la ternura es un abrazo
manos cruzadas sobre el menudo pecho,
pequeño duende come de mí un pedazo
y sueña dibujando una huella en mi lecho.

 

Moviendo el esqueleto por Galicia

me lleno, me vacío, me reciclo,
respirando el sabor de sus delicias,
la vida cumple en mi existencia el ciclo.
El ciclo, el infinito ciclo ocurre,
mientras escala al viento una palabra,
cuánto más el monte su encanto me susurre
más a Galicia mi corazón se abra.
Galicia, tierra adentro me conquista,
desnuda mi alma entera enamorada,
de su verdor se viste mi esqueleto,
y me observo tranquila en su mirada.
Desde el cielo ya llueven las estrellas,
sobre Galicia posan sus destellos,
qué gozo, qué bondad beber de ellas,
qué luz dispone en todo sus horizontes bellos.
Me mueve Gallaecia tu alegría,
se inspira mi esqueleto en tu dulzura,
árbol y piedra me torno en mi aventura,
navega mi armadura por tus rias.
Dame un beso Galicia, están mis labios,
soñando que me sueñas y despierto,
mi piel, mi voz, el ojo abierto,
y mi esqueleto espera una caricia.

 

Cuando soñar no exista en tu vocabulario

El día que te falte la ilusión
ese día dejarás de caminar
apagado quedará tu corazón
la muerte en la pupila se te ha de dibujar.

Cuando de ti se vaya la esperanza
ni un suspiro anidará en tu pecho
tristes colores dibujarán tu estancia
frías se tornarán las sábanas del lecho.

Cuando soñar no exista en tu vocabulario
páginas sin palabras escribirá tu ausencia
nombres y apellidos se irán de tu diario
el espejo por siempre borrará tu presencia.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Orisel Gaspar Rojas"

2 Comentarios

  1. María de los Ángeles Núñez Jauma dice:

    Es verdadera e intensa tu pesia,es poesia del alma. Un abrazo.

  2. María de los Ángeles Núñez Jauma dice:

    Excelente niña. Besos.

(*)Requeridos