Logo de Isliada

Literatura cubana contemporánea

Noticias

Fallece, a los 84 años, el escritor italiano Umberto Eco

El escritor y semiólogo italiano Umberto Eco, de 84 años,  murió este viernes en su casa, en torno a las 22.30 hora local, según informó el diario italiano La República.

Tras conocer la noticia, confirmada por su familia, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, expresó sus condolencias a los familiares y destacó que el escritor “fue un ejemplo extraordinario de intelectual europeo, unía una inteligencia única con una incansable capacidad de anticipar el futuro”, según dieron a conocer medios locales.

“Es una pérdida enorme para la cultura, que echará de menos su escritura y su voz, su pensamiento agudo y vivo, su humanidad”, concluyó.

Entre los mayores éxitos literarios de Eco se encuentran, “El nombre de la rosa” publicado en 1980 o “El péndulo de Foucault”, de 1988, una novela que narra la historia de tres intelectuales que inventan un supuesto plan de los templarios para dominar el mundo.

Premiado con el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el 2000, Eco, escribió, el pasado año, su último libro titulado “Número cero”, una novela periodística, más breve que las anteriores, que resulta una crítica al mal periodismo, la mentira y la manipulación de la historia.

Umberto Eco, destacado semiólogo, filósofo y escritor, nació en Alejandría el 5 de enero de 1932.

Contenido relacionado

Comentarios a: "Fallece, a los 84 años, el escritor italiano Umberto Eco"

1 Comentario

  1. Nurys Pereda dice:

    Es lastimoso perder la figura humana de un hombre como Eco. Por suerte para la humanidad, su legado queda entre nosotros y de qué forma! El hombre se va, como efímera es la vida. Su saber lo heredamos y vivirá mientras exista un ser ávido de conocimiento. Hoy estoy leyendo, por tercera vez, El nombre de la rosa, y la riqueza literaria que encuentro en sus páginas es como si fuera la primera vez. Gracias por ese regalo Eco. Descansa en Paz, o no descanses y sigue escribiendo desde el más allá, quizás nos llega, tenemos la Internet.
    Gracias,
    YO

(*)Requeridos